HANTA-5-38hch38inip0
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Entradas recientes


¿Qué es el hantavirus?

El hantavirus en su versión síndrome pulmonar por hantavirus (SPH) es una enfermedad viral aguda grave, emergente del continente americano, que fue descripta en 1993 en el sudoeste de los Estados Unidos.

En Argentina, la enfermedad es endémica, con una presentación de tipo estacional en primavera-verano, concentrándose alrededor del 70% de los casos entre noviembre y marzo de cada año. Las áreas de transmisión incluyen los siguientes núcleos:

a) Suroeste andino (Neuquén, Río Negro, Chubut y Santa Cruz).

b) Noroeste de clima tropical (Salta, Jujuy y oeste de Formosa).

c) Central o pampeano (CABA, Buenos Aires, Santa Fe y Entre Ríos).

d) Nordeste (Misiones, Corrientes y el este de Formosa).

¿Quién lo transmite?

Los roedores silvestres de la familia Muridae, subfamilia Sigmodontinae, especies Oligoryzomys flavescensOligoryzomys longicaudatus, comúnmente conocidos como colilargos, son los reservorios en nuestro medio.

La infección crónica de éstos determina la eliminación viral por períodos prolongados en orina, saliva y heces que contaminan el ambiente.

Los roedores sinantrópicos Rattus norvegicusRattus rattus y Mus musculus no transmiten hantavirus.

¿Cómo se puede contraer?
Por inhalación: es la causa más frecuente. Se produce al respirar el virus que desprenden las heces, orina o saliva de los roedores infectados, tanto en lugares abiertos como cerrados (galpones, huertas, pastizales). 
Por contacto directo: al tocar roedores infectados (vivos o muertos), o al tocar las heces u orina de estos.
Por mordeduras: al ser mordidos por roedores infectados.
Por vía interhumana: entre personas a través del contacto estrecho con una persona infectada durante los primeros días de los síntomas.

¿Cuáles son los síntomas?

Periodo de incubación: 9-12 días (habitual de 4- 42 días). En los casos de transmisión interhumana es de 20 días aproximadamente.

La enfermedad presenta una etapa inicial que dura entre 3-5 días y se parece a un estado gripal. Suele incluir fiebre de inicio súbito, escalofríos y dolores musculares a lo que se suma dolor de cabeza, náuseas, vómitos, dolor abdominal y diarrea.

Luego de algunos días puede aparecer dificultad para respirar que puede agravarse produciendo lo que se conoce como “síndrome cardiopulmonar por hantavirus”. Se trata de un cuadro grave en el que la persona no puede respirar y comienza con falla cardíaca y presión muy baja. Si la persona no es tratada a tiempo puede generar complicaciones e la muerte en un 30 por ciento de los casos.

¿Cuál es el tratamiento?
No existe un tratamiento específico. Las personas con síndrome cardiopulmonar por hantavirus deben ser asistidas en establecimientos hospitalarios, de preferencia con unidades de terapia intensiva que cuenten con asistencia respiratoria mecánica.

¿Los animales domésticos pueden transmitir Hantavirus?

El reservorio de Hantavirus es el ratón colilargo. No se han encontrado animales domésticos infectados por Haantavirus.

¿Cómo puede prevenirse?

Al ingresar a un lugar cerrado por prolongado tiempo:

  • Abrir ventanas y puerta (desde afuera) y ventilar por una hora
  • Colocarse antiparras, máscara de alta eficiencia N95 de cualquier marca, además de indumentaria adecuada.
  • Rociar el piso con lavandina diluida en agua al 10%.
  • Realizar las tareas de limpieza que el lugar requiera.
  • Lavarse las manos al finalizar las tareas. La indumentaria debe ser de uso exclusivo para esta actividad.

 Ante tareas de desmalezado, desmonte o movilización de materiales:

  • Uso de ropa de trabajo adecuada, calzado  cerrado, máscara tipo N 95, antiparras y guantes gruesos.

 En actividades al aire libre:

  • Acampar en sólo en lugares habilitados. Armar campamento en lugares alejados de pilas de leña y mata de vegetación cerrada.
  • Mantener la comida en recipientes cerrados para evitar atraer roedores. Durante la noche no dejar comida ni agua en platos o recipientes abiertos.
  • Evitar circular por zonas de matorrales densos, en caso de recoger leña hacerlo sólo en lugares abiertos y en lo posible de día.
  • Circular sólo por sendas y con calzado cerrado.
  • Evitar el ingreso a cualquier construcción que no se encuentra en uso (caballerizas, galpones o leñeras).
  • Antes de consumir agua de fuentes naturales, agregue una gota de lavandina por litro de agua.

 En caso de encontrar roedores muertos:

  • Rociar con lavandina diluida en agua al 10% (9 partes de agua y 1 de lavandina)
  • Colocar en doble bolsa utilizando un guante o las mismas bolsas para recogerlo.
  • Enterrar profundo o incinerar. En caso de incinerar, hacerlo en un lugar controlado (por ejemplo dentro de una lata) evitando riesgos de incendios.
  • Lavarse las manos con agua y jabón al finalizar la tarea.

Comparte ésta entrada con tus amigos

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin